"PERSISTIR, INSISTIR Y NO DESISTIR": DRA. DEYSI YANETH ROGEL SALGADO

Publicado en por Revista Tiempo Cultural

DEYSI-ROGEL2.jpgProfesional sensuntepecana, hija de don José Armando Salgado y doña María de la Cruz Rogel. Es doctora en medicina y cirugía, graduada de la Universidad Nueva San Salvador. Con maestría en Salud Pública de la Universidad de El Salvador y de la Universidad Autónoma de Nicaragua. Actualmente trabaja en la clínica médica de la Asamblea Legislativa. Se trata de Deysi Yaneth Rogel, una mujer que se define como temerosa de Dios, amante de la honestidad, de la sinceridad y que ama profundamente a su familia y su país. Deysi afirma que estudió medicina por el servicio a los demás que implica la carrera, así como por realización individual. Precisamente como persona ha vivido momentos muy emotivos en su carrera. Por ejemplo el reconocimiento personal y privado de personas a las que ha atendido; asistir nacimientos de bebés, y ayudar en desastres naturales, como cuando el huracán “Mitch” causó mucho daño, especialmente en el Bajo Lempa. También le agrada que a la clínica de la Asamblea acudan los jovencitos nominados como diputados por un día, diputados del país y del extranjero, y la confianza y satisfacción de sus pacientes en general. Califica como el momento más grandioso de su vida el nacimiento de sus hijos: Kevin, Melvin y Marbely. Verlos sanos, oírlos llorar, es grandioso, puntualiza. Sobre el Día Internacional de la Mujer, la Dra. Rogel lo califica como de gran reflexión e importancia porque conmemora las luchas que hicieron mujeres desde el siglo antepasado hasta el presente. Ellas levantaron su voz y denunciaron atropellos; además, pidieron leyes que reconocieran a la mujer en sus plenos derechos. Hay que sentirnos orgullosas y pedir una oración por todas ellas, agrega. “Por ello es necesario educar a más mujeres en cuanto a sus derechos y profesionalmente, y que sean entes multiplicadores de este mensaje”, sugiere. "También debemos denunciar cualquier atropello a nuestros derechos y dignidad. Somos el 53% de la población, nuestra voz vale, pero hay que hacerla notar”, manifiesta. Ella hace notar que agradece a Dios por su profesión, pero también a sus padres por el apoyo a su carrera, y dice a otras mujeres que se debe de insistir, persistir y no desistir jamás de los sueños. Su mensaje a la mujer, en general, y a la mujer joven, en particular, es que hay que gozar las distintas etapas de la vida, pedir la dirección de Dios en nuestros proyectos, disfrutar de lo que se hace con pasión y amor, así como aferrarnos a nuestros sueños y metas con decisión.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post