Colorido, Juventud y una Tradición Aguilarense: Carrera de Cintas

Carrera de Caballos7¿Carreras de cinta? Si usted las conoce, sabrá que son actividades típicas en los pueblos, durante las fiestas patronales. Para los que gustan de estos eventos, en la ciudad de Aguilares son toda una tradición y rivalidad entre los participantes. Las carreras de cinta se han convertido en importantes eventos dignos de celebrarse en cualquier época del año. Botas vaqueras, sombrero y un caballo bien cepillado son los elementos que nunca faltan a la hora de participar en las carreras. Aunque los jinetes no conocen a ciencia cierta el origen de este peculiar pasatiempo, su pasión es montar y exhibir su destreza en el manejo del caballo. “No sabemos cuándo se originó la tradición de las carreras de cinta, pero éste es uno de los deportes que nos caracterizan a nosotros los aguilarenses”, afirmó Delmy Janira Guardado, del Concejo Municipal. ES UNA CULTURA: Agrega que las carreras de cinta son parte de la cultura del pueblo y del hombre que lleva sombrero y botas vaqueras. Si bien es un deporte sencillo, en las carreras de cinta se requiere de la pericia del jinete para poder ganar el premio. Afinar bien la puntería es la clave del participante. El objetivo del juego es que el jinete consiga atrapar, en un lapicero o una varita, una de las argollas de las cintas que están colgadas de un travesaño, en la mitad de la pista asignada para el evento. Dicha meta la componen dos postes de madera, separados por unos cuantos metros de distancia. De poste a poste se amarra un lazo, del cual penden varias cintas de colores que además tienen una argolla de metal. Cuando todo está listo, los jinetes se preparan para la competencia. Se colocan lejos de la meta y a la señal del juez, uno por uno inician la carrera hacia la meta. A pleno galope, el jinete enfoca la argolla metálica de la cinta como su objetivo y si, a su fugaz paso por la meta, el jinete consigue pasar la varita por la argolla y arrancar la cinta, se convierte en ganador. Pero si por accidente la argolla cae al suelo, la cinta se anula y no habrá premio para el participante. De esta forma, cada jinete hace la misma operación. Uno a uno corren en sus caballos para lograr más premios que son dados por simpáticas jovencitas e infantes, pues entre más cintas obtengan más premios recibirán.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: